El peligro de la politiquería y la corrupción

Hemos llegado a un punto crucial del proceso electoral en el país, donde se define la ruta a seguir tanto para los departamentos como para los municipios en los próximos cuatro años, es en este momento cuando el ciudadano elector debe analizar de manera muy cuidadosa quien está en las mejores condiciones intelectuales, morales y espirituales para tomar las riendas de su territorio.

Por estos días las invitaciones a disfrutar de un delicioso almuerzo, ofrecimiento de dádivas materiales y hasta dinero en efectivo no se hace esperar, variando el menú de acuerdo con cada situación y necesidad del elector, lo trágico de estas bondades de los llamados líderes de la politiquería, es que el veneno de la corrupción está implícito en la materia prima de esta gama de amabilidades.

foto tomada de Internet.

 

Según un informe de la Misión de Observación Electoral (MOE), de las 13.614 autoridades locales elegidas hace cuatro años para cargos públicos de Gobernación, Asamblea Departamental, Alcaldía y Concejo Municipal, 836 han sido sancionados por causas disciplinarias, 79 por faltas fiscales y 45 por actos penales.

 

Según Gabriel Angarita, coordinador del Observatorio de Asuntos Públicos y Transparencia de la MOE, la corrupción es un fenómeno que ha permeado no solo a las altas esferas del poder, sino también a la población colombiana. Es por esto que combatir el fenómeno de la corrupción se ha vuelto un tema clave para las campañas electorales actuales.

En este sentido los ciudadanos que no estamos de acuerdo con la corrupción debemos mirar con lupa cada movimiento político para no cometer los mismos errores.

Para Gabriel Angarita, hay muchos actos de los candidatos que pueden ser indicios de corrupción y de que, probablemente, habrá corrupción en su gobierno si son elegidos.

Por ejemplo; candidato que movilizan ciudadanos a diferentes puntos, dentro o fuera de la región, regularmente es porque quiere asegurarse de que sí voten por él.

Los famosos mercados, los $50 mil pesos, dadivas que no sirve para nada y de paso pierde el derecho a exigirle al mandatario que cumpla con su papel de gobernante.

Otros de los temas de corrupción, es el apoyo público de funcionarios de gobierno, por parte de alguna administración. Al respecto, Angarita resalta que, aunque es una probabilidad que no pueden asegurar por completo, es una gran amenaza para el correcto rumbo de los planes de gobierno de dichos candidatos.

De igual manera el funcionario indico que la financiación de una campaña con dineros oscuros, es otro punto clave de corrupción.

Por último, Angarita resalta cinco riesgos a los que se ve expuesta la ciudadanía en caso de ser elegida una administración manchada por la corrupción.

1) Ese candidato va a trabajar en función de él y de sus allegados, y no en función de la comunidad.

2) Es probable que ese candidato busque trabajar para recuperar todo el dinero que invirtió en campaña, y la inversión social pasaría a un segundo plano.

3) Ese candidato va enfocarse en proyectos de lucro personal o para un grupo muy específico de la población. En este punto, los proyectos de salud, educación e infraestructura, quedarían relegados.

4) Es probable que con sus actos de corrupción, termine con problemas penales, disciplinarios o fiscales. Esto podría generar un vacío de poder en la autoridad local, en donde la ciudadanía se vería enfrentada a la incertidumbre de no saber quién los va a gobernar y de qué manera.

Por lo anterior, Gabriel Angarita, en su función de vocero de la MOE en esta ocasión, invita a la ciudadanía a votar de manera consciente y responsable, pues es el futuro de los territorios el que se verá afectado por la decisión de los ciudadanos el próximo 27 de octubre.

Señor(ra) elector, su voto es muy importante para el progreso de su territorio, no vote por candidatos con procesos judiciales, penales, disciplinarios o fiscales. Vigentes.  

No podemos seguir siendo engañados con las migajas que se caen de la mesa del festín politiquero y macabro, por parte de los maestros en el juego de sus ilusiones, pero que al final terminan sin resultados y vuelven a los 4 años con las mentiras de moda.

Tomado en parte del  tiempo.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*