Denuncian falta de voluntad política para reconstruir la vía Ataco –Planadas

Los habitantes de esta población, argumentan que llevan cerca de cuatro  años esperando que el gobierno departamental muestre voluntad política para reconstruir unos 80 metros de vía destruidos por el rio Ata en el sector de la vereda cañofisto que amenaza con dejarlos incomunicados por vía terrestre a corto plazo.  

El programa  de pavimentación vías  para la paz implementado por el Gobierno   Nacional  en el sur del departamento Tolima, ejecutado  entre  los años 2008 y 2011  en el  tramo  Ataco – Planadas, se encuentra a punto de colapsar en varios puntos de  los 75 kilómetros del tramo vial   especialmente en el sector de la vereda Cañofisto.

Los habitantes de este municipio recuerdan como el primero de junio de 2018  el rio empezó a   destruir la principal  vía de acceso que tiene el municipio de Planadas que alberga unos 37 mil hombres y mujeres dedicados a la agricultura  que ven con preocupación cómo pasa el tiempo sin que el gobierno departamental tome acciones frente a la emergencia por el desprendimiento  del corredor vial que puede colapsar de manera total  en cualquier momento.

Según los moradores de la región,  al  lugar se le han hecho muchas visitas de inspección con diferentes funcionarios de la administración  departamental y local “pero no pasa nada” dicen ellos,  todo se ha quedado en  intenciones débiles y sin transcendencia   que implique la reconstrucción del tramo vial que amenaza  a corto tiempo con dejar incomunicado por vía terrestre a esta población en el sur del Tolima.

Es muy compleja la situación sostienen los moradores  del sector,  debido  que  solo queda menos de medio carril habilitado mientras el rio sigue socavando  la estructura vial por la pérdida de los muros de contención  sumado  a  la inestabilidad que se presenta por el paso constante de vehículos de carga pesada  y  las fuertes lluvia que se presentan actualmente en la región que aumenta el poder de las aguas del cauce.

Para los expertos, la situación que allí se presenta, no es más que la falta de voluntad política, toda vez  que el gobierno departamental  está facultado para declarar la urgencia manifiesta a través de un acto administrativo  de acuerdo con la ley   80 de 1993 artículo 42,  en la cual  se establece que  Existe la urgencia manifiesta cuando la continuidad del servicio exige el suministro de bienes, o la prestación de servicios, o la ejecución de obras en el inmediato futuro.

Es de resaltar, que la urgencia manifiesta se declarará mediante acto administrativo motivado, que puede decretar directamente cualquier autoridad administrativa, sin que  medie  autorización previa. Es decir el gobierno puede realizar una contratación directa, máxime cuando la principal arteria de comunicación terrestre amenaza con dejar incomunicados a los cerca de 40 mil habitantes de este municipio privándolos del suministro de bienes y servicios esenciales como; alimentos, gas domiciliario y trasporte hospitalario. Etc. 

«El gobierno departamental  se ha  comprometido con la reparación y reconstrucción de la vía Ataco-Planadas y habla presupuestalmente de unos 47 mil millones de pesos, pero los tramites de contratación parecen no tener fin,  mientras los habitantes de la región  esperan una respuesta que los saque de  esta situación  en la que ya llevan cerca de cuatro  años.

Video: creditos Luis Yepez y TV CAFE

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*