Oscuro panorama del sector cafetero en Planadas.

Hemos llegado al punto en que los sembradíos de café generan la más grande expectativa económica en el municipio de Planadas, teniendo en cuenta que el cultivo de café es el principal eje de la economía en el sur del departamento del Tolima. Entre abril y junio de cada año ocurre la mayor cosecha cafetera, de la cual dependen más de 6031 familias, por lo menos en el municipio de Planadas.

Este municipio al sur del departamento del Tolima cuenta con 14458 hectáreas cultivadas en café, variedades tabí y castillo, las cuales de distribuyen en 86 veredas generando 10482 empleos directos y unos 22757 indirectos, por lo que es la industria del café lo que dinamiza la economía en todo el sector del comercio y transporte, etc.

Pero factores como la tasa de cambio, el precio internacional del café y la adversidad climática, contribuyen en componentes que ponen en desventaja al productor primario del grano, no solo en una menor producción, sino un enorme desequilibrio entre los costos de producción y comercialización comparado con el año 2017.

En este sentido, varios productores del sector cafetero que hablaron con notitolima.com, acordaron en decir que se está pensando en un oscuro panorama dentro del sector para este año, ya que el precio del café en el mercado mundial, no es estable y arranca la cosecha entre US$1,17 y US$1,20 y se advierte que este precio (US$1,20 por libra) correspondía a la franja baja del tiempo cuando se tenía el acuerdo cafetero, es decir, a la fecha, una carga de café de 125 kilos en Colombia rodea un precio entre 720 mil pesos, muy por debajo de los costos de producción que oscila entre 730 y 750 mil pesos dependiendo variables como distancia y frecuencia en la aplicación de fertilizantes, fungicidas e insecticidas.

Todo esto sumado a unas perspectivas del débil precio interno hace que el panorama del café sea muy preocupante, afirmaron los empresarios cafeteros del municipio de Planadas.

Reiteraron que trabajan a perdida, si el precio de la carga de café se sostiene entre $720.000 y 750.000 pesos, un nivel que no cubre los costos de producción dejando enormes pérdidas para una buena parte del sector de la caficultura.

En este orden de ideas las oportunidades laborales que ofrece el sector no son las mejores, ya se puede observar la presencia de un amplio número de recolectores en esta parte del departamento sin mayor oferta, por los posibles bajos volúmenes de producción cafetera para este.

Vale resaltar que la caficultura es un dinamizador de la economía rural, ya el valor de la cosecha se distribuye como ingreso entre unas 9 mil familias en el municipio de Planadas y se traduce en consumo de vienes y servicios en la economía de esta población.

“Estamos cruzando por un momento muy preocupante, primero por el cambio climático y segundo por la inestabilidad del precio interno del café. Es preocupante el oscuro panorama del sector cafetero para el primer semestre del año 2018″.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*